Talleres y productos Montessori al alcance de todos.

¿Como ayudarnos?

Compartí esta página entre tus contactos!

Los eventos infantiles

Hace tiempo ya, que acompaño a mi hija a las fiestas de cumpleaños. Evento que para las familias nos marca un antes y un después en el año. Es como la navidad en el ámbito familiar.

Resulta, que tanto a mí cómo a otras familias, cuando deseamos ofrecer una propuesta diferente a la estandarizada, necesitamos buscar por cielo y tierra espacios que tengan la cintura para acomodarse a nuestros pedidos.

Observo con tristeza cómo en los salones infantiles los jóvenes a quienes los peques llaman “profe” los ponen a competir descarnadamente unos con otros. Chantagean con premios y castigos cuando no logran el “orden” que esperan. Nos debemos conformar cuando lo que ofrecen a cambio de quietud y silencio, no son caramelos o chupetines.

Personajes muchas veces siniestros, que parecen salidos de la escuela de Krusty el payaso de Los Simpson, que a pesar que trabaja con niños, los aborrece, les fastidian.

La crueldad de escuchar decir muy livianamente: “Te vas a quedar sin sorpresita” “El que no hace lo que el profe dice es un  papa frita” ¿Se imaginan que a los adultos los anfitriones de una fiesta nos digan que si bailamos mucho no podemos tomar más cerveza? ¿no nos brindarán postre?

¿Por qué seguimos naturalizando estos destratos en los niños?

Con el tema de los alimentos que ofrecemos es otro raid. Cuando planteamos que no queremos ofrecer a los niños hamburguesas de las congeladas o salchichas…. Los dueños de los salones nos miran raro y piensan: “Listo, chau. Cerrame la 4”

He presenciado actividades tan dantescas como patéticas, dónde se nos invita a los padres a participar donde los padres compiten con las madres en un baile y los adultos comienzan a arengar “bbhhuuuu  a las mujeres” Eso, sí, como la forma de divertirnos junto a nuestros hijos que así nos divertimos los adultos.

Necesitamos espacios respetuosos, que el jugar por jugar prime y mientras menos dirigido mejor. Necesitamos tomar conciencia sobre que proponemos y qué reproducimos automáticamente.

 

Paola Minetti

Psicóloga

Especialista en Pedagogía Montessori

Leave a Comment

(0 Comments)

Your email address will not be published. Required fields are marked *